Síguenos:

(57) 311 1115 – (57) 317 718 0702

Top

Estudiar inglés en el exterior es sin duda, la mejor de las experiencias

Muchos habrán escuchado el proverbio chino que dice “el que vuelve de un viaje no es el mismo que el que se fue” y quienes hemos vivido la experiencia de Estudiar Inglés En El Exterior ¡sí que conocemos a ciencia cierta el sentido de esta reflexión!

Y es que todas las expectativas se quedan cortas frente a la realidad que se vive en un intercambio para Estudiar Inglés En El Exterior, donde es posible experimentar la felicidad total mezclada con un tremendo caos; disfrutar plenamente de una vida nueva, mientras aprendes a sortear los retos que implica desenvolverse solo en una cultura diferente.

Como es lógico, Estudiar Inglés En El Exterior resulta ser una experiencia diferente para cada persona, algunos estudiantes viajan en condiciones más cómodas, solo a estudiar un idioma, hacer un posgrado o cualquier otro curso sin tener que trabajar y dedican sus días a asistir a clases y a conocer su lugar de destino; muchos otros en cambio escogen estudiar y trabajar en el exterior, algunas veces porque su presupuesto los obliga y otras, por elección personal y reparten su tiempo entre ir a clase y tener cuantos trabajos sean necesarios para conseguir el dinero que requieren, no solo para su sostenimiento, sino también para viajar a otros destinos cercanos, que es una actividad obligada cuando viajas para Estudiar Inglés En El Exterior, porque nadie quiere perder la oportunidad de recorrer el mundo mientras cumple su sueño.

Sin importar la edad, Estudiar Inglés En El Exterior o cualquier otro idioma lejos de casa, siempre resultará un reto personal para quienes deciden dejar la comodidad de su hogar para adentrarse en una cultura desconocida que además implica un viaje al interior de uno mismo, porque esta experiencia te lleva a conocerte y a mirarte desde una perspectiva diferente.

En mi caso, mi decisión de Estudiar Inglés En El Exterior tomó bastante tiempo, más del que debería creo yo, porque solo hasta después de mis 30 años me atreví a hacerlo y de lo único que me arrepiento ahora es de haber tardado tanto para descubrir el mundo que había ahí afuera. Claro está que yo había viajado antes, he tenido la fortuna de hacer varios viajes turísticos al extranjero, pero ahí está la diferencia principal, la magia de Estudiar Inglés En El Exterior o de cualquier intercambio, es que dejas de ser un turista y te conviertes en un local, realmente aprehendes la cultura y la dinámica de otro país, sin mencionar el idioma, que es la mayor motivación para los colombianos que decidimos Estudiar Inglés En El Exterior.

Mi experiencia fue tan maravillosa como caótica, viajé algunos meses a Estudiar Inglés En El Exterior y fui más que afortunada, porque pude disfrutar el calor del verano y apreciar también el encanto del frio invierno y en esos meses descubrí que mis límites personales estaban más lejos de lo que podía imaginar.

Yo que siempre fui una niña cuidada por los papás y el hermano mayor, que no tenía muchos amigos ni iba a muchas fiestas, que dedicaba la mayor parte de mi tiempo al trabajo que en ese entonces tenía, un día tomé la decisión de Estudiar Inglés En El Exterior, justificando las ansias de darle un giro a mi vida, en el argumento (muy válido) de que el inglés es necesario para todos los profesionales y así fue como me aventuré a viajar, sin saber prácticamente nada de inglés y dependiendo del traductor de google.

Estudiar Inglés En El Exterior sin saber ni una palabra en inglés fue el mejor reto que he asumido, viví experiencias muy divertidas y otras un poco difíciles, desde el día uno ¡todo fue una aventura!, en mi primer día de clase, regresando a la casa, me perdí en la ruta del bus y muerta del susto, con ganas de llorar y sin saber inglés, me las arreglé para hacerme entender de una persona que pasaba por la calle, quién me explicó que estaba lejos de mi casa y luego de algunas horas perdida ¡pude llegar! Y esto fue solo el principio, a partir de ahí me sucedieron un montón de cosas locas que me dejaron grandes aprendizajes.

Todas estas situaciones me enseñaron que era más fuerte y más independiente de lo que creía, que las barreras y los límites son mentales, que Estudiar Inglés En El Exterior no es un gasto, es una inversión de vida y que viajar es la mejor manera de perderse y encontrarse al mismo tiempo, ¡se los digo yo! Así que anímense a vivir esta maravillosa de vida, viajen, estudien, venzan sus miedos y después, regresen siendo su versión mejorada. Un nuevo yo bilingüe, más culto, pero sobre todo más feliz

¿Necesitas más información?